Silvia Rivas en la Bienal del Mercosur

Por Eva Grinstein
Bienal del Mercosur, 2005

La obra de Silvia Rivas, desarrollada principalmente en video, aborda desde hace años diferentes cuestiones que convergen en su alta posibilidad metafórica. El agua, el espacio, el tiempo, son algunos de los grandes temas que la artista suele recuperar en sus audiovisuales e instalaciones, temas universales matizados en cada caso desde su poética personal. Durante 2004, Rivas realizó varias nuevas piezas de video que, sin descartar sus tópicos habituales, proponen sin embargo otro enfoque más centrado en el peso de la figura humana, que se vuelve lugar de pasaje o testigo de disquisiciones poético-filosóficas conectadas con sus obras anteriores, y en definitiva, con el sesgo de su mirada.

Los videos Distorsión, Un gramo de polvo y La superficie no Suelta integran una serie protagonizada por un grupo de actores del Centro Puertas al Arte, gestado por la fundación comunitaria Crear Vale la Pena. Bajo la dirección de la artista –quien los filma en blanco y negro, aletargando y acelerando en la edición sus movimientos- estos hombres y mujeres de diversas edades se amontonan formando una masa casi abstracta de cuerpos humanos enredados que se empujan, caen, luchan, midiendo los límites propios y ajenos. El sonido acompaña sus gestos, sin ser necesariamente referencial: resultan reconocibles las voces humanas detrás de los ruidos y suspiros, pero no hay relato auditivo sino pura contundencia física que se expresa desde lo visual.

© Silvia Rivas / 2015